El popular barrio de Notting Hill y sus atractivos

Notting Hill

Notting Hill, situado al oeste de Londres, es uno de los barrios más frecuentados por los turistas. Se halla próximo a Hyde Park y llama la atención por sus tradicionales casitas con fachadas de colores claros, sus elegantes edificios de estilo victoriano y el célebre mercado de antigüedades de Portobello (Portobello Road Antique Market), donde concurren todos los sábados numerosos turistas y londinenses en busca del objeto codiciado.

Además, Notting Hill se ha hecho famoso por haber sido escenario de la película que lleva su nombre, protagonizada por Hugh Grant y Julia Roberts. Precisamente, en el número 11 de Blenheim Crescend se encuentra The Travel Bookshop, la librería que en la película era propiedad de Hugh Grant, aunque lo que realmente aparece en ella es su fachada, ya que el interior fue reproducido en los estudios de la productora.

Es un barrio con personalidad propia, que ha sabido armonizar a la perfección lo más exquisito con lo más moderno y popular, creando un ambiente multicultural que sorprende y encanta a los visitantes.

El inmejorable tour de compras es un verdadero placer cuando recorres las calles de Notting Hill, con su infinidad de tiendas de ropa de todo tipo, artículos para regalo, joyerías, florerías, galerías de arte; y, para el momento de la pausa o al finalizar el recorrido, nada mejor que detenerse en uno de sus numerosos restaurantes, pubs, discotecas…

Otra de las atracciones de Notting Hill, y no la menor, es la celebración del Carnaval de agosto, tradición que ya lleva más de medio siglo. Si bien su origen se halla en un acto de protesta de inmigrantes caribeños, lo cierto es que con el correr del tiempo se convirtió en uno de los festivales artísticos al aire libre más grandes de Europa, comparable al Carnaval de Río de Janeiro.

Sospechamos que esto tiene que ver con las diferencias del calendario, ya que las fechas del carnaval (fines de febrero o comienzos de marzo) en el hemisferio Norte caen en invierno, y los londinenses deben haberse dado cuenta de que un carnaval en verano, como el del hemisferio Sur, es mucho más divertido; por eso, en Notting Hill pasaron a festejarlo en la última semana de agosto. Y por cierto les va muy bien.

Durante esos días, cientos de artístas (los llamados Steelbands), lucen sus coloridos cuerpos pintados bailando al son del reggae, la samba o el calipso, en un desfile que recorre a lo largo de cinco kilómetros las calles del barrio. Al mismo tiempo, numerosos puestos de comidas y bebidas ofrecen a los visitantes sus sabrosos productos.

Foto Vía: loretahur

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Que ver en Londres



Deja tu comentario