La estación Liverpool Street, centro neurálgico de Londres

Liverpool Street station

Cuando decimos ‘la City de Londres’ designamos un sector dentro del Gran Londres que es el núcleo histórico alrededor del cual creció la moderna metrópoli. También se la suele llamar también “the Square Mile” aludiendo a su superficie que es casi exactamente una milla cuadrada, es decir, unos 2,6 kilómetros cuadrados.

Es el sector donde se concentra la mayor actividad económica y financiera, y está comprendido, en términos generales, entre las estaciones de subterráneo Liverpool Street, Tower Hill, Blackfriars y Barbican.

Uno de los atractivos del lugar es la diversidad de estilos arquitectónicos que conviven en la zona: iglesias del siglo XVII, entre ellas la Catedral de San Pablo; instituciones financieras de los siglos XVIII y XIX, como el Royal Exchange y el Banco de Inglaterra; edificios del siglo XX como el Old Bailey y el Barbican Estate, que es un ejemplo de la llamada arquitectura brutalista de hormigón.

Lo más reciente son los modernos rascacielos, como el Tower 42, el Lloyd’s Building, y el primer rascacielos ecológico de Londres, conocido como el Gherkin, en 30 St Mary Axe. Y hay otros en construcción, como la Torre Bishopsgate, de 63 pisos, el Edificio Leadenhall, de 48, y The Shard, de 72.

En el corazón de la City está Liverpool Street, estación de subterráneo y de ferrocarril a la vez, y una de las más transitadas de Londres y de todo el Reino Unido. Es la terminal del tren Stansted Express, que transporta a los viajeros que llegan al aeropuerto de Stansted, y de varias otras líneas, como la Great Eastern.

Desde la estación Liverpool Street es fácil llegar a muchos lugares de atracción turística por distintos medios, sea a pie, en bus, en subterráneo o en “Boris bike”, que es un sistema de alquiler de bicicletas. Las propuestas son varias; entre otras: la Torre de Londres, la Catedral de St. Paul, el Borough Market, el Barbican Centre, el Museo de Londres, el mercado Spitalfields.

El movimiento de pasajeros es constante, y durante las horas pico la estación es un hervidero de actividad, con el ir y venir de miles de personas que trabajan en la City. Liverpool Street ha sido elegida como escenario para filmar diversos anuncios de televisión y online.

La actividad febril que caracteriza a la City se aplaca durante los fines de semana, en que el barrio se vuelve apacible y silencioso, y hasta se ven muchos bares y cafés cerrados. Quizá sea ese el momento más apropiado para que el visitante curioso recorra sus calles desiertas, se detenga a observar sus detalles, y se impregne de la atmósfera milenaria que lo envuelve.

Foto Vía: Wikipedia.org

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Informacion practica de Londres



También te interesará...

Deja tu comentario