Visitando la casa museo de William Hogarth, en Hounslow

Hogarth house

Hounslaw es un distrito del oeste de Londres y cuenta con buena cantidad de atracciones históricas, hermosos parques, zonas de campo abierto y paseos por la costa sur del Támesis que hacen las delicias del turista.

El patrimonio histórico de Hounslow es variado e incluye cinco antiguas propiedades señoriales: Syon, Osterley, Gunnersbury, Chiswick y Boston Manor. Escritores y artistas famosos han tenido en Hounslow su residencia, y uno de ellos fue el pintor y grabador William Hogarth (1697-1764), cuya casa de campo en Chiswick, hoy restaurada y convertida en museo, es motivo de atracción para los visitantes.

Hay que tener en cuenta que Chiswick, aunque hoy es uno de los distritos de Londres, en el siglo XVIII era un pueblo grande o pequeña ciudad separada de la metrópoli aunque próxima a ella.

William Hogarth, nacido en Londres, tuvo una infancia humilde; fue aprendiz de grabador primero y luego pintor autodidacta, y a su tiempo supo adquirir prosperidad con su arte y lograr una buena posición. Se hizo famoso por su serie de imágenes que reflejan la vida cotidiana de su tiempo; estas obras se vendían tan bien que no tardaron en aparecer copias clandestinas que se ofrecían como auténticas; Hogarth se puso en campaña en defensa de su trabajo y fue quien impulsó por primera vez la legislación sobre derechos de autor.

Con su floreciente actividad, reunió el dinero necesario para comprar la magnífica casa de campo de Chiswick, hoy conocida como Hogarth’s House, sita en la actual Hogarth Lane, Great West Road, London W4 2QN, destinada a ser residencia de verano y de fin de semana para él y su familia; edificio que luego amplió añadiendo el mirador estilo veneciano en el primer piso que aparece en una de sus obras. Al cruzar la puerta se ve la antigua morera que era una de las tradiciones de la familia, y al fondo del jardín está la sala que Hogarth utilizaba para pintar.

La casa fue abierta como museo en 1904, con una vasta colección de las obras del artista, parte de ellas en exposición permanente, y una muestra de sus placas de grabado; además en algunas de las habitaciones se exhiben réplicas de piezas de mobiliario del siglo XVIII. En 1997, en oportunidad de conmemorarse el tricentenario del nacimiento del artista, se restauró el edificio y unos diez años después la casa fue nuevamente refaccionada y remodelada.

El reconocimiento hacia Hogarth no es motivado sólo por su calidad de artista, sino también por sus virtudes de solidaridad, ya que contribuyó con la donación de sus obras a sostener económicamente el Hogar de Niños Expósitos fundado por el capitán Coram, que es uno de los rasgos prominentes de Chiswick.

De todas estas circunstancias y muchas otras de la vida de tan interesante personaje quedan testimonios en la Casa Hogarth, y de esas historias te irás enterando durante tu visita a este hermoso museo.

Foto Vía: Wikipedia

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Que ver en Londres



Deja tu comentario