Picadilly Circus, una de las plazas imprescindibles en Londres

Las primeras referencias a la palabra Piccadilly provienen del siglo XVII, en relación al negocio conocido como Pickadilly Hall, propiedad del sastre Robert Baker.  La tienda era llamada así por que vendía un determinado tipo de collares, conocidos entonces como Piccadills o también Piccadillies. La calle sobre la que se encuentra ubicada la plaza, hasta finales del siglo XVII era conocida como la Calle de Portugal (Portugal Street), como homenaje a la reina Catalina de Portugal, pero con el paso del tiempo se fue sustituyendo su nombre por el de Piccadilly, apelativo que fue definitivo a mediados del siglo XVIII.

Se llama Piccadilly Circus al conjunto de 3 plazas (edificadas alrededor de 1819) que sirven como nexo a las calles de Regent Street, Piccadilly y la Avenida Shaftesbury. Gracias a su privilegiada situación, cerca de distintas zonas de ocio, comerciales y de interés turístico la han convertido en una de las visitas imprescindibles a realizar en Londres. El paisaje clásico de Piccadilly ha sufrido modificaciones a lo largo del tiempo (como las enormes pantallas y numerosos carteles que iluminan la noche), pero sigue conservando ese encanto cosmopolita tan típico del centro de Londres.

Hay que decir que el tráfico en la zona puede llegar a ser desesperante, ya que aquí convergen las principales vías que llevan a Theatreland con el tráfico que cruza la avenida Piccadilly, no olvidemos que esta es una de las más famosas zonas de la ciudad. También cuenta con su parada de Metro, la Estación de Piccadilly Circus, inaugurada a principios del siglo XX y que tuvo que ser reformada para que pudiera soportar el cada vez más abundante tráfico que pasaba por encima.

La plaza está presidida por una estatua en honor al dios Eros, y que con el tiempo se ha convertido en uno de los emblemas de la ciudad, curiosamente, Piccadilly ha sido famosa también por la prostitución, sobre todo en el ámbito homosexual. Tras un estudio sociológico, realizado por Alfred Kinsey, se reveló que la zona de Piccadilly poseía un índice de prostitución callejera muy superior a la media europea y equiparable al de algunos países del caribe y América del sur.

En cualquier caso, Piccadilly Circus es una visita que no podemos perdernos si viajamos a Londres, pasear por sus rincones y conocer su historia es sólo una de las muchas actividades gratuitas que se puden realizar en la capital de Inglaterra.

Foto vía: once-upon-a-runway

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Que ver en Londres



Deja tu comentario