Los Muelles de Santa Catalina

Muelles de Santa Catalina

Los Muelles de Santa Catalina toman su nombre de un antiguo hospital construido en el siglo XII, que estuvo situado en esta misma zona de la ciudad de Londres, y que era conocido como el Hospital de Santa Catalina de la Torre. Durante el año 1825 se decidió la reorganización urbanística de esta zona, y en el año 1827 se comenzaron las obras de construcción de los muelles, para ello se demolieron cerca de 1250 viviendas, así como el antiguo hospital medieval.

El diseño de los Muelles de Santa Catalina es obra del ingeniero Thomas Telford, y fue el único encargo que recibió en esta ciudad, decidiendo para su obra el dividirlo en dos partes, Este y Oeste, y cada una de ellas posee su propio bloqueo de entrada. Para poder construirlo, se tuvo que limitar todo lo posible la actividad en esta parte del Támesis, además de mantener su nivel de manera artificialmente mediante máquinas de vapor diseñadas por James Watt y Matthew Boulton.

La inauguración oficial de los muelles llegó el 25 de Octubre de 1828, aunque el éxito no fue el esperado ya que no podía acoger a barcos de gran tamaño, por lo que fue necesaria una colaboración con los Muelles de Londres. Esta colaboración duró hasta principios del siglo XX, cuando la Autoridad Portuaria se hizo cargo de la gestión de la mayoría de muelles a lo largo del río Támesis, incluyendo el de Santa Catalina.

La Segunda Guerra Mundial dejó un amargo recuerdo en Londres, y los Muelles de Santa Catalina no se libraron de ella, siendo los daños ocasionados suficientes para que su recuperación total no fuese posible.

En el año 1968 las instalaciones fueron clausuradas y vendidas al Gran Consejo de Londres, siendo demolido en parte y reconvertido en un puerto deportivo.

Hoy en día está considerado como uno de los mejores puertos deportivos de la ciudad, y cuenta con todo tipo de comodidades para usuarios y visitantes, tales como oficinas, bares, restaurantes e instalaciones para el ocio.

Foto vía: london-attractions

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Que ver en Londres



También te interesará...

Comentarios (1)

  1. Es un lugar precioso!

Deja tu comentario