Visita Trafalgar Square

Trafalgar Square

Hay lugares en el mundo que son fácilmente reconocibles. Calles y plazas que ubicamos perfectamente solo con oír su nombre. Al menos eso es lo que sucede precisamente con la universal Trafalgar Square, uno de los rincones más concurridos, visitados y turísticos de toda la ciudad.

Miles y miles de personas pueden pasar por ella cada día. Sentarse en sus enormes escalinatas, ver pasar los coches y los célebres autobuses rojos de dos pisos, visitar la National Gallery o hacer unas fotografías en las que enfocar juntas la Columna de Nelson y el Big Ben al fondo.

El origen de esta plaza, como su nombre indica, hay que situarlo en la Batalla de Trafalgar que tuvo lugar en las aguas de la costa de Cádiz el 21 de octubre de 1805. En ella se enfrentaban la armada británica, al mando del vicealmirante Horacio Nelson, y los aliados Francia y España, a las órdenes de Pierre Villeneuve y Federico Gravina. Anteriormente se denominaba Plaza de Guillermo IV, pero tras el éxito en la contienda se decidió inmortalizar aquel choque naval.

Uno de sus elementos más llamativos recuerda al almirante británico Nelson, quien perdería la vida en la batalla. La Columna de Nelson fue erigida en 1843 y cuenta con casi cincuenta metros de altura. Está rodeada por cuatro leones construidos con el bronce fundido de los cañones de la flota franco-española. Sentarse en la enorme escalinata de la plaza y contemplar la columna es una de las postales más significativas de Londres.

Subiendo precisamente estas escaleras se llega a la imponente National Gallery, uno de los museos de arte más importantes y conocidos del mundo. Tiene su origen en 1824 y en la actualidad expone obras de los siglos XIII al XIX, más de dos mil cuadros de los artistas más destacados. En él no hay esculturas ni otras artes, solo pintura, una visita más que recomendada, y cuya entrada es gratuita.

A la izquierda de la National Gallery puede verse la Iglesia de Saint Martin in the Fields, construida en 1721, destacando por su fachada neoclásica y su enorme torre. A ambos lados de la Columna de Nelson hay dos fuentes que se iluminan de noche, mostrando un aspecto muy llamativo.

Por toda la plaza hay repartidas una serie de estatuas, como la ecuestre de George Washington frente a la iglesia, y que precisamente tiene una curiosa historia. Fue un regalo del estado de Virginia, y la enviaron sobre un pedestal de terreno norteamericano, ya que el propio George Washington dijo que jamás volvería a poner un pie en suelo británico.

Trafalgar Square es sin duda uno de los lugares más animados de Londres. Siempre está llena, a cualquier hora del día. Uno de los iconos turísticos del centro histórico de la ciudad… y cuidado con las palomas…

Foto Vía London Town

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Que ver en Londres



También te interesará...

Deja tu comentario