Los Reales Jardines Botánicos de Londres

Reales Jardines Botánicos de Londres

Aguas arriba, subiendo por el maravilloso Támesis, hacia el sudeste, se encuentran los barrios más verdes de Londres. Si puede llegar en barco podrá disfrutar de los paisajes, pero si no, puede llegar en metro hasta la estación Kew para conocer un emblemático sitio de esta zona. Kew es el lugar de los Reales Jardines Botánicos, declarados Patrimonio Mundial por la UNESCO en 2003 por el gran valor histórico y natural, son especiales para escaparse de la ciudad durante cualquier época del año.

Este importantísimo jardín de más de 120 hectáreas se puede recorrer en menos de 1 hora con el KewExplorer, un pequeño tren que parte desde Victoria Gate cada media hora pero a las 11 y a las 14 ofrece durante el recorrido una visita guiada.

Durante el recorrido verá la maravillosa colección de plantas de todo el mundo que forman el parque, creado por pedido de la princesa Augusta de Sajonia-Gotha nacida en 1719 a los botánicos William padre e hijo, al explorador Joseph Banks y al arquitecto de la corte W. Chambers.

Los Reales Jardines Botánicos son increíblemente bellos durante las 4 estaciones, cada una le otorga un aroma y color particular y permite disfrutar distintas partes del parque, por ejemplo durante el invierno los sitios más bellos son los invernaderos que se mantienen templados.

Los invernaderos son realmente grandes y se dividen en 3:

– La Casa de las Palmeras o Palm House, de estilo victoriano, es el primero que se ve al entrar al Jardín. Su construcción fue durante los años 1844 al 48 y gurda plantas tropicales de todo el mundo, incluyendo cacao, caña de azúcar, pimientos o algodonales por nombrar algunas.

– No muy lejos se divisa el invernadero de la Princesa de Gales, de tiempos más cercanos es una bella experiencia donde conocer las plantas que crecen en las diferentes zonas climáticas del mundo desde las características del desierto hasta los nenúfares gigantes.

– Y hacia el oeste del Palm House se encuentra el Jardín de Invierno, el más grande del Jardín y el que alberga la planta de interior más grande del mundo, una palmera chilena de por lo menos 16 metros de altura.

Desde aquí no puede perderse llegar hasta la Pagoda en el oeste del Jardín, que se eleva 253 escalones permitiendo ver la Casa de Campo de la Reina Charlotte y el Palacio de Kew, magníficos paisajes que valen totalmente el esfuerzo.

Foto Vía: Wiki Commons por Patche99z

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Turismo en Londres



Deja tu comentario