El Arco del Almirantazgo y su extraña nariz

Buckingham

De los edificios históricos de Londres, el Arco del Almirantazgo es uno de los más simbólicos. Fue inaugurado en 1910 por Aston Webb y con el tiempo se lo conoció como símbolo del poder británico. En la actualidad alberga a varias oficinas del gobierno.

Cabe destacar que Webb también participó en la construcción del Palacio de Buckingham y el museo de Victoria y Alberto.

Se construyó por pedido del Rey Eduardo VII en homenaje a su madre, la Reina Victoria, por eso se lee en la inscripción principal, escrita en latín “En el décimo año del Rey Eduardo VII, a la Reina Victoria, de los ciudadanos más agradecidos, 1910” pero desafortunadamente el rey murió antes de que fuera terminado.

Está bellamente decorado con estatuas, figuras de navegación y artillería diseñadas por el escultor Thomas Brock y en el exterior se puede ver una estatua al legendario capitán James Cook, que importante cartógrafo, explorador y navegante del siglo XVIII. Entre sus hazañas se cuentan las expediciones por el océano Pacífico llegando hasta Australia, Nueva Zelanda y las islas de Hawai.

El Arco del Almirantazgo se encuentra en la esquina de Trafalgar Square, se trata de una estructura con 5 pasos en forma de arco y toma su nombre del antiguo edificio de la Marina Real, por lo que su decoración también le rinde homenaje. Además de los homenajes, es una elegante forma de llegar desde Trafalgar Square al Palacio de Buckingham.

De los 5 arcos que lo componen, sólo los del centro se utilizan durante las ceremonias o las ocasiones especiales. Los toros arcos, a los costados, son utilizados todo el año y son un paso muy utilizado para llegar al Mall.

Por su ubicación se pueden encontrar varios sitios donde comer o alojarse además de estaciones de bus o metro para llegar a otros emblemáticos sitios de Londres.

Un dato curioso sobre el Arco del Almirantazgo es, que dentro en uno de los 3 arcos que lo componen se puede ver a 2 metros de altura, en una de las paredes una saliente de que tiene la forma y el tamaño de una nariz humana… algunos dicen que fue un gesto de los constructores hacia el Rey Eduardo, otros que es la nariz de Napoleón.

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Que ver en Londres



Deja tu comentario