- Sobre Londres - https://sobrelondres.com -

Visitar el Museo del Cómic y el Museo del Juguete

Los museos de Londres son todos maravillosos, para todos hay uno especial. Los nostálgicos y niños eternos también tiene su lugar. Se trata de dos museos dedicados a la infancia de todos los tiempos, el museo del cómic y el museo del juguete.

El Museo del Cómic se encuentra en la calle Little Russell número 37 y reúne más de 750 dibujos, planchas y caricaturas. Guarda como tesoro las primeras sátiras de William Hogarth (1697 – 1764), Thomas Rowlandson (1756 – 1827) y James Gillray (1756 – 1815) entre otros. También exhibe caricaturas contemporáneas como las de Steve Bell o Ralph Steadman.

Si bien se trata de típico humor inglés, en especial las más antiguas, podrá disfrutar de las técnicas y conocer los temas que interesaban en aquellas épocas. Es atractivo ya que fue creado en 2006 por lo que la muestra es dinámica y entretenida. Son más de 11.000 impresos entre cómics y libros con humor político, cultural, sátiras y caricaturas entre los que reconocerá muchas personalidades, nombres y seguramente las sutilezas de la humanidad que compartimos todos.

Como los niños seguramente se quedarán con ganas de más y a los mayores les traerá muchos recuerdos de su infancia, una recomendación es pasar luego, por el museo del Juguete pocas calles caminando por Tottenham Court St.

El Museo del Juguete, se encuentra en número 1 de la calle Scala, justo en el cruce con la calle Whitfield.

El museo se llama Pollocks Toy Museum, en honor a Benjamin Pollock quien fuera el último de los jugueteros del Teatro Victoriano de marionetas que se encontraba cerca del Covent Garden. Al morir en 1937 dejó su gran colección de juguetes y juegos.

La fascinante colección fue creciendo hasta guardar por lo menos un ejemplar de juguetes de casi todo el mundo y de varios períodos de la historia, entre los que se pueden encontrar muñecos de peluche, juegos de mesa, muñecas de cera o porcelana, marionetas, caleidoscopios, juguetes mecánicos, juguetes culturales con todos sus accesorios.

Las magnífica colección ocupa 2 casas que fueron unidas por escaleras que rodean el edificio, dándole todo el aspecto de casa de muñecas. Parte de la colección indica a quién pertenecían los juguetes y cuentan la historia de su creación como la del famoso oso de peluche o Teddy Bear.

Foto Vía: Fluzo