La Casa de Muñecas en el Castillo de Windsor

casa de muñecas

Se puede decir que el Castillo de Windsor es el edificio más antiguo del mundo que continúa habitado, ya que por más de 900 años ha sido la casa de la monarquía inglesa… es un castillo como los de los cuentos.

Ubicado en el extremo occidental de Londres, es fácil entender por qué la realeza lo prefiere, tan sólo con entrar a sus jardines, se deslumbrará con los ciervos y la vegetación.

Todo el Castillo Windsor es una construcción maravillosa. Dentro se pueden visitar las Habitaciones Reales decoradas con magníficos muebles y pinturas de famosos artistas como Rembrandt, Rubens, Canaletto y Gainsborough, guarda también, el triple retrato de Carlos I pintado por Sir Antony Van Dyck.

windsor

Forma parte de este Castillo la Capilla de San Jorge, una de las iglesias góticas más interesantes de Londres, en su interior se encuentran las tumbas de 10 reyes entre los que están Enrique VIII y Carlos I.

Pero el atractivo más impresionante dentro del Castillo es La Casa de Muñecas de la Reina María, uno de los juguetes más famosos del mundo.

Se trata de un castillo en miniatura con todos los detalles y decoraciones. Fue diseñado por Sir Edwin Lutyens en 1924 con una cuidadosa escala de “20 a 1”.

windsor castle

Todo en el pequeño castillo funciona correctamente, tiene agua, electricidad y 2 elevadores. El reloj del salón principal suena puntualmente cada hora y en la habitación de descanso, el gramófono toca excelente música, mientras elige cual vino de la bodega tomar, ¡porque son reales!

En el estudio, los libros de la biblioteca se pueden leer, con lupa claro. Los muebles que la decoran son réplicas exactas de los muebles del Castillo, las paredes están cubiertas por seda verdadera y la alfombra en la que se apoya el escritorio está hecha a mano con lana de la mejor calidad.

castillo windsor

El único espacio de este castillo que no está perfectamente construido es la cocina, porque claro, la reina no la utilizaba, de todos modos está totalmente equipada, es de gran belleza pero contrasta, por ejemplo, con los extremos detalles del Cuarto para las Joyas de la Corona.

Toda la decoración fue hecha a mano, los cuadros y muebles creados por los artistas más renombrados de la época, sin dudas es un juguete hecho a la altura de su dueña, pero también es una obra del arte en miniatura difícil de igualar.

Foto Vía: Pics.kaybee.org

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Museos de Londres



También te interesará...

Deja tu comentario