- Sobre Londres - https://sobrelondres.com -

Un día en un barco pirata

Si pensamos en la cultura sajona que nos llega desde las costas de Gran Bretaña, entre otras, pensamos en barcos piratas, luchas en la mar y generales con espada… Londres es famosa por sus importantes generales al mando de enormes barcos que se lanzaban a la mar en busca de nuevas aventuras y tierras por descubrir.

De todos ellos, uno de los más famosos es Sir Frances Drake que realizó un viaje alrededor del mundo a bordo de una magnífica embarcación llamada Golden Hinde, la Cierva Dorada en castellano.

Durante 3 años este barco llevó a su capitán entre aguas torrentosas y tierras desconocidas pudiendo ser la única embarcación en logar este objetivo.

Drake es recordado como el gran almirante que entre los años 1577 y 1580 recorrió el mundo como explorador o pirata, llevando a Londres, a la vuelta, de su largo viaje infinidad de tesoros que le valieron allá por el año 1600 el título de Caballero y el honor de que el Golden Hinde se convirtiera en el primer barco museo.

Desde ese año se puede visitar y hasta dar un paseo en la réplica de la embarcación construida en 1973 que hace puerto en St. Mary Overie de Londres ubicado muy cerca del Shakespeare`s Globe y del Museo de la Prisión Clink.

Podrá recibir una visita guiada por el barco todos los días entre las 10 y las 17 horas, ideal para realizar con los niños que se verán fascinados por los disfraces y la ambientación tan bien lograda. Durante el tour aprenderán sobre la vida de los marineros, conocerán las historias del Capitán Drake y aprenderán sobre historia del siglo XVI.

Si le gustan mucho los barcos antiguos podrá contratar un día completo a bordo del Golden Hinde para vivir al estilo de los marineros de la época de los Tudor. También hay opciones que le permiten pasar la noche en el barco y si lo prefiere, convertirse en pirata al menos por un par de horas.

Una excursión especial para realizar con los niños y en familia, para aprender jugando sobre las costumbres del siglo XVI y las vidas de los piratas de Londres.

Foto Vía: Jim Linwood