El barrio Richmond, un día de paseo por Londres

Richmond

En el Hampton Court, cerca del Támesis, encontramos el distrito Richmond, una localidad con verdes parques, palacios de silgo XVIII, puentes e interesantes construcciones que vale la pena conocer.

Comenzamos por una hilera de bellas casitas que nos llevan hacia el año 1724. Se ubican específicamente sobre la calle The Green, en frente del Richmod Green y fueron construidas como viviendas para las Damas de Honor de la Princesa de Gales, se las reconoce por sus proporciones perfectas y sus ladrillos patinados color rojo.

Sobre la misma calle encontrará también dos edificios igual de llamativos, uno es el llamado Old Palace que nos recuerda a un castillo de los tiempos feudales, el otro es el Gatehouse que ostenta el blasón de Enrique VII sobre el arco principal.

Muy cerca de allí, continuando por la calle Green en dirección al Támesis y rodeando el Green encontramos sobre el callejón Wardrobe, las ruinas del Palacio Richmond que desapareció por el siglo XVIII, pero sus restos se utilizaron para construir residencias particulares de las cuales la más destacable es la conocida como Casa del Trompetista. Su nombre se lo debemos a 2 estatuas de trompetistas que tiene sobre la puerta principal, que solía ser una puerta media del Palacio.

Si volvemos por la calle Green, hasta Friars Lane, nos desviamos en una callecita, Old Pala Lane, para conocer la Casa Asgill, construida en el año 1760 por el banquero Charles Asgill para utilizarla los fines de semana y durante las vacaciones de verano, desde los ventanales de la fachada se puede ver el Támesis. La reconocerá fácilmente por el color amarillo de la piedra con la que está construida.

Retomamos el camino por la calle Friars para encontrarnos con la Hill Street, que nos lleva paralelo al río para llega al Ayuntamiento de Richmond y al puente. El Ayuntamiento está bien construido acoplando el estilo moderno al antiguo de las casas que tiene alrededor.

El puente que cruza el Támesis, fue diseñado por James Paine en 1774, se lo puede ver con sus 5 arcos y parapeto. Para ubicarse mejor, en el punto Norte del puente encontrará un obelisco de origen romano y una escalera que lo conduce hasta Terrace Gardens que se pueden visitar desde el año 1887.

Foto Vía: Nichtbesserwisser

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Turismo en Londres



Deja tu comentario