Un día a puro lujo en Londres

Selfridges

Estar en Londres es una excelente excusa para dedicar un día al lujo y los mimos banales… nada de visitar museos, galerías de arte o parques donde hay historia a cada paso. Aquí una propuesta para disfrutar de Luxury London… la ciudad cinco estrellas.

Comenzamos por la mañana con un desayuno importante para hacerle frente a 24 horas de puro lujo entonces elegimos el café de Harvey Nichols para disfrutar de la vista desde el quinto piso mientras desayunamos como reyes.

Luego de desayunar pasearemos por la calle Sloane donde encontraremos los comercios exclusivos de Praga, Tiffany & Co. o Armani, tan sólo por mencionar algunos.

Desde allí partiremos hasta la famosa Bond Street donde se encuentra la tienda de departamentos Selfridges, que es una de los más lujosos de West End que cuenta con todos los servicios y comercios que una persona que goza del lujo necesita. El salón que no podremos perdernos en este lugar es Wonder Room, donde encontremos los artículos más exclusivos del mundo, desde vinos finos hasta un I-pod incrustado con diamantes.

Al medio día, a la hora de almorzar nos acercaremos hasta Grodon Ramsay en Claridge´s, al que se puede llegar caminando. Nos espera la última tendencia europea preparada por las manos de los mejores chefs del mundo, mientras saboreamos los deliciosos manjares apreciaremos el fino art decó que nos rodea. ¡Ah! Tenemos que ir bien vestidos y los caballeros con traje preferentemente.

Nos tomaremos un rato para descansar en el spa Agua dentro del hotel Sanderson. Recibiremos un relajante masaje, el exclusivo tratamiento facial Eve Lom y una variedad de tratamientos para el bienestar masculino y femenino.

La mejor forma de terminar una tarde de spa es poniéndose bonitos para ir de cóctel en el Met Bar donde el menú de tragos es uno de los más largos que conozco.

Llega la noche y es tiempo de acercarnos al Royal Albert Hall para disfrutar de un concierto, porque toda la vida de lujo tiene un toque cultural… al finalizar llegaremos para cenar al Bistro One Ninety en el Hotel Gore y pero si preferimos continuar la velada, entramos por la puerta de al lado al Bar One Ninety.

También podremos terminar la noche con glamour en lugar de ir al Albert Hall elegiremos asientos de primera en alguno de los musicales del West End Musical y luego la cena en The Ivy donde nos toparemos con más de una celebridad.

Foto Vía: freefoto por Ian Britton.com

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Comprar en Londres



Deja tu comentario