Una galería original: el paraíso de los zapatos

Galeria de zapatos

En la vestimenta, el calzado es tan importante como la ropa, o más; le pone un toque de buen gusto y modernidad, y es un placer lucir un par de zapatos bien ajustados al pie, aunque el día del estreno la tortura parezca inseparable de la elegancia.

En Londres se ha introducido una nueva manera de comprar zapatos: el día 16 de Septiembre 2010 se inauguró The Shoe Gallery en la segunda planta de las tiendas por departamentos Selfridges & Co., en Oxford Street; allí se pueden encontrar las firmas de zapatos más conocidas.

Es un espacio diseñado por un arquitecto mundialmente famoso, Jamie Fobert, donde se reúnen seis galerías exclusivas de calzado, rodeadas por once boutiques instaladas por las marcas de calzado más renombradas, y un jardín colgante.

Para la campaña publicitaria de Selfridges, el fotógrafo Bruce Weber eligió la imagen de una niña pequeña probándose los zapatos de la madre; es un exponente claro de la atracción que este adminículo pedestre ejerce, especialmente, en la mujer (aunque también los caballeros gustan de los zapatos hermosos).

En las Shoe Galleries de Selfridges hay más de 50.000 pares de zapatos de todo tipo en stock y 4.000 en exposición, de más de 150 marcas distintas.

Las seis galerías se diferencian por sus materiales, entre ellos terciopelo, cristal, seda, cemento, cerámica, goma, y por sus colores y decoración.

La idea es satisfacer los deseos y gustos del cliente, ofreciéndole un espacio para recorrer y explorar a sus anchas, incluso cómodos sillones para que se quede el tiempo que quiera probándose todos los modelos que se le antojen. Imagínate pasar una tarde en ese paraíso del calzado.

Cuando entras en la galería, ves una sucesión de puertas, y al final un gran ventanal que inunda el local con luz natural. Al frente encuentras los mejores zapatos de calle, y vas avanzando por las galerías hasta llegar al final donde están los diseñadores de alta costura, flanqueados por Chanel y Louboutin, y el maravilloso jardín colgante, el Edén de los zapatos.

Las boutiques de los diseñadores tienen cada una un estilo diferenciado y personal, que refleja el estilo de las casas matrices o estudios de cada uno de ellos.

No falta tampoco el lugar donde descansar y recuperar energías, con un bistró francés, el restaurante Aubaine, que sirve desde desayunos hasta cenas.

Por último, sea que hayas comprado un par de hawaianas o unos zapatos de marca, te despedirán con una copa de champagne.

Foto Vía: ruthoconnor.com

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Comprar en Londres



Deja tu comentario