St. Christopher’s Place, tranquilidad en pleno centro

St. Christophere´s Place

En el West End, muy cerca de Oxford Street, hay un remanso de calma en medio de la agitación de la city londinense; es St. Christopher’s Place, formada por un patio central provisto de bancos donde sentarse y ornamentado con fuentes, bordeado de cafés y restaurantes con terrazas en la vereda, y a su alrededor un conglomerado de calles peatonales donde prosperan todo tipo de tiendas.

Te propongo dar una vuelta por la plaza y sus aledaños, no para ir de compras sino simplemente para “mirar vidrieras”, como decían nuestras abuelas, y luego sentarnos a tomar el té al aire libre si la tarde está linda.

Es un placer recorrer esos negocios tan bien instalados, en un ambiente refinado y tranquilo. Hay de todo: desde ropa de marca, tanto para hombres como para mujeres y niños, calzado, marroquinería, joyería, pasando por comestibles, hasta peluquerías y tintorerías.

En Artica Galleries podremos admirar una exquisita colección de pinturas y esculturas originales y de edición limitada, seleccionados por el conocido editor de bellas artes Washington Green.

Vistosa y original es la exposición de Marimekko, una firma finlandesa de textiles; hay una variedad de prendas de vestir y para el hogar, en estampados de colorido diseño.

Una vidriera que seguramente te va a encantar es la del Amber Centre, donde hay una amplia gama de hermosas joyas de ámbar procedente del Báltico, de México y República Dominicana, en plata y oro.

St. Christopher’s Place es como un barrio aparte, más parecido a un pueblo pequeño, con su atractiva mezcla de tiendas, restaurantes y oficinas, que le dan un aire tan peculiar y de gran vitalidad; no es tan sólo un barrio comercial, sino que es un lugar muy apreciado para vivir y trabajar.

Es por eso que las oficinas y los departamentos son muy solicitados por profesionales de distintos sectores, que encuentran conveniente para su actividad estar en el corazón de Londres, y al mismo tiempo disfrutar de un ambiente tranquilo y agradable para su trabajo y para su vida cotidiana.

Complemento indispensable, la parte gastronómica está perfectamente atendida. Desde una cena de lujo o un buen café acompañado de exquisita repostería francesa, hasta una sabrosa pizza, comida internacional, tapas, hamburguesas o frutos de mar, podrás saborearlos en los numerosos cafés, restaurantes y bares de todo tipo, sean tradicionales o modernos, bajo techo o al aire libre, pero todos impregnados de la atmósfera apacible que es la característica del barrio.

Foto Vía: Panoramio por aparat

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Que ver en Londres



Deja tu comentario