- Sobre Londres - https://sobrelondres.com -

Una visita a la residencia real Clarence House

Uno de los grandes atractivos de Londres es, sin duda, la posibilidad de ver por dentro una residencia real. Y es así, porque en determinados períodos del año la familia real abre sus puertas para recibir visitas del público, lógicamente bajo ciertas condiciones.

Esta vez vamos a conocer Clarence House, la residencia oficial de Sus Altezas Reales el Príncipe de Gales y la Duquesa de Cornualles, y el hogar de los príncipes Guillermo y Enrique.

En Clarence House podremos ver parte de la famosa colección de arte de la Reina Isabel, que continúan en su ubicación original de los tiempos de la Reina Madre. Esta admirable colección incluye notables pinturas del siglo XX (John Piper, Graham Sutherland y otros grandes autores), y hay en exposición hermosas piezas de plata y porcelana inglesas.

Las visitas son siempre guiadas en inglés. La parte del edificio que se puede visitar comprende las cinco salas de la planta baja, que es donde el Príncipe de Gales y la Duquesa de Cornualles realizan los actos oficiales y reciben a invitados de todo el mundo.

También se puede conseguir un tour privado, que incluye el Salón Cornwall, donde se expone una muestra de las acuarelas pintadas por el príncipe de Gales, y el precio de la entrada incluye algunos extras, como un ejemplar de la guía oficial, una copa de champagne o un descuento en las compras que hagas en las tiendas de la Colección Real.

Eso sí, te dan hora para la visita y no llegues tarde, porque una vez comenzada no podrás entrar. Además, tienes que saber que no hay baños en el edificio, se aconseja utilizar las instalaciones del metro de Green Park o de St James’s Park.

La visita dura más o menos tres cuartos de hora, y por lo general el período de visitas es entre agosto y septiembre, todos los días de 10 a 17.30 horas. Los grupos de visitantes no pueden exceder de 20 personas en cada tour. Una cosa importante es que en Clarence House están previstas las facilidades necesarias para el acceso de personas que se movilizan en sillas de ruedas o que tienen otro tipo de discapacidades.

Clarence House queda junto al St James’s Palace, fue construida entre 1825 y 1827, y durante sus casi dos siglos de existencia varias veces cambió de ocupantes y sufrió algunas alteraciones. Sin embargo, es la última gran casa de Londres que aún se mantiene con el propósito para el que fue construida.

Foto Vía: royalcollection.org.uk