Costeando el río, desde Teddington Lock

Teddington Lock

Una propuesta interesante es alejarse un poco del bullicio de la zona céntrica de Londres y recorrer un tramo muy bonito del Támesis en las afueras de la ciudad.

El punto de partida será Teddington Lock, un complejo de tres amarraderos y una represa sobre el Támesis en los suburbios del oeste de Londres, adonde se puede llegar desde Waterloo en tren o subterráneo que nos dejan en la estación Teddington, a poca distancia de la orilla del río.

Desde Teddington Lock se cruza el río a través de dos pasarelas que se reúnen en una isla flotante en el medio, y se continúa aguas arriba del río en dirección a Kingston. Se pasa por los jardines de Canbury, en Lower Ham Road, que es un parque al borde del río y a la vez ofrece actividades deportivas, gimnasio y servicios de salud y belleza y fitness.

Al llegar a Kingston veremos esta hermosa ciudad histórica donde siete reyes fueron coronados en la Piedra de la Coronación hace más de mil años. La antigua plaza del mercado de Kingston, establecida en el siglo XIII, persiste hasta nuestros días y se encuentra en el corazón del centro histórico.

Pero Kingston tiene también su lado moderno, como el centro comercial de Bentalls con sus cuatro plantas de tiendas, y el Chessington World of Adventures, uno de los parques temáticos más populares de Londres, con numerosas y originales diversiones: montaña rusa, autitos chocadores, caminos a través de la selva, gorilas, tigres y leopardos, gran atracción para las familias con niños.

Del otro lado de Kingston, más allá del puente, está el muelle Charter Quay, con su elegante plaza de bares y restaurantes frente al río; es un lugar bonito y tranquilo, muy apropiado para tomarse un descanso de mitad de camino.

A continuación, cruzaremos el puente de Kingston, y seguiremos caminando por un sendero de grava a lo largo de la orilla más pintoresca del río; luego veremos Hampton Court, el famoso palacio de Enrique VIII, de larga historia, y no nos privaremos de dar una vuelta por sus hermosos jardines.

Frente a Hampton Court se encuentra Bushy Park, que nos invita a agregarlo a nuestra hoja de ruta, pero posiblemente no nos apetezca seguir caminando y nos reservemos esta visita para otra oportunidad. Quizá sea mejor idea tomar un taxi desde la estación ferroviaria de Hampton Court para llegar en cinco minutos al Marney’s Village Inn, un pub cálido y atractivo donde pasaremos un rato agradable y renovaremos energías, para después cruzar en diagonal el campo de golf, llegar a la estación ferroviaria de Esher y tomar el tren de vuelta a Waterloo.

Foto Vía: geograph.org.uk

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Excursiones desde Londres



También te interesará...

Deja tu comentario