Royal Drury Lane, el teatro más antiguo de Londres

Theatre Royal Drury Lane

La historia del Theatre Royal Drury Lane se remonta a 1662, cuando fue construido en el Covent Garden por orden del rey Carlos II; el fuego lo destruyó en 1672 y se levantó un nuevo edificio que duró unos 120 años; desde entonces fue reconstruido dos veces más. El edificio actual es de 1812, y se completó en 1922. Esto lo convierte en el teatro más antiguo de Londres, además de ser uno de los más importantes en el mundo de habla inglesa.

La sala ha conservado numerosos elementos que datan de 1820, y el estilo de la época se refleja en la suntuosa decoración en crema y oro, amplias escalinatas, magníficos candelabros, que le dan una elegancia que no tiene igual en todo el West End. Una serie de esculturas recuerda a los grandes dramaturgos de la historia del teatro, desde Shakespeare hasta Noel Coward.

Las obras representadas en este teatro marcan la historia del teatro popular en Gran Bretaña. Las estrellas más brillantes de todos los tiempos han desfilado por su escenario, desde la famosa Nell Gwynne, la actriz de quince años de edad que enamoró a Carlos II, pasando por Colley Cibber, hasta el gran David Garrick.

En 1931 fue “Cabalgata” de Noel Coward, con un coro de 250 personas, la obra que atrajo al público noche a noche, y más tarde Ivor Novello con una serie de espectáculos que él mismo dirigió y protagonizó hasta el estallido de la Segunda Guerra Mundial. Después de la guerra comenzó el auge de los musicales de larga duración con una serie de éxitos como “Oklahoma”, “South Pacific”, “42nd Street” y “Miss Saigon”. En 2007 y 2008 se presentó una adaptación musical de “El señor de los anillos” y el último, y actual, es “Shrek The Musical”.

El Theatre Royal Drury Lane está situado en: Catherine Street, Covent Garden, London. El frente del edificio da a Catherine Street (antiguamente llamada Bridges Street), y por el fondo da a Drury Lane.

Un teatro tan antiguo, que ha atravesado casi cuatro siglos de historia, por donde pasaron gentes de épocas distintas, con sus alegrías, emociones y dolores, no podía dejar de tener sus leyendas.

Y es así como el Theatre Royal ha cosechado fama de ser el más visitado por fantasmas en todo Londres. Algunos de ellos son asiduos, como el de Charles Macklin, de quien se cuenta que mató a un colega actor por una discusión acerca de una peluca; también frecuenta el teatro el espectro bondadoso del clown Grimaldi, quien viene en ayuda de los actores que se ponen nerviosos y olvidan la letra.

Foto Vía: Geograph por Thomas Nugent

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Ocio en Londres



Deja tu comentario