Conociendo el Museo Británico

Museo Britanico

El más impresionante y completo de los museos de Londres, y uno de los más importantes del mundo en cuanto a patrimonio, es el Museo Británico cuya historia se remonta al siglo XVIII y que cumplió su 250 aniversario el pasado año 2003.

Fundado gracias a la iniciativa del coleccionista además de naturalista y físico) Sir Hans Sloane, que decidió donar su colección de más de 71.ooo piezas al Rey Jorge II, con la intención de que se no se perdiera tras su fallecimiento. Desde su inauguración el 15 de Enero de 1759, la entrada ha sido gratuita para todos los que quieran visitarlo, tanto gente de a pie como estudiosos de la historia, lo cual lo convierte en el primer museo nacional público del mundo. El Museo Británico ha pasado de 5.000 visitantes anuales en sus inicios hasta los 6 millones actuales y ha permanecido abierto desde entonces, cerrando sólo durante las dos Guerras Mundiales.

Durante el siglo XIX, el museo adquiere algunas de sus más importantes piezas, como es el caso de la Piedra Rosetta (imprescindible para nuestro actual conocimiento de la cultura egipcia) en el año 1802, las esculturas del Partenón catorce años después y la anexión de la Biblioteca del Rey, donada por Jorge IV y que propició la ampliación del edificio para acoger una sala de lectura a medida.

A medida que la colección crecía, se hizo necesario trasladar parte de ella a un nuevo emplazamiento a finales del siglo XIX, curiosamente, así surgió el actual Museo de Historia Natural. Con la llegada de Sir Augustus Franks en el año 1851, se expanden de nuevo los horizontes del museo, comenzando a incorporar abundante material medieval, así como hallazgos arqueológicos provenientes de toda Europa.

Ya entrando en el siglo XX, llega la instauración de varios servicios públicos, entre los que destacan los catálogos de material cuyo primer ejemplar fue editado públicamente en 1903 o las guías para lectores publicadas en 1911, facilitando enormemente el uso por parte de los visitantes. También fue ampliada la sala de lectura, convirtiéndose en la mayor de uso público de toda Europa.

Actualmente tanto el edificio como la colección continúan en expansión, abriendo nuevas galerías para la muestra de sus nuevas adquisiciones, entre las que podemos ver porcelanas y cerámicas de China, objetos de la edad media europea y reliquias funerarias del faraón Nebamun. El Museo británico es sin duda una de las mejores visitas que podemos realizar en Londres.

Información práctica:

  • Dirección: Great Russell Street, WC1
  • Horarios: abre todos los días (excepto el 1 de Enero y los días 24,25 y 26 de Diciembre) entre las 10:00 y las 17:30 horas
  • Precios: la entrada es gratuita

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Museos de Londres



Deja tu comentario